image

Cómo se planta la cebolla

Plantación de una cebolla del supermercado

Seguro que esto te ha pasado alguna vez… Compras un paquete de cebollas, y dejas algunas en un cacharro. En un lugar con relativa claridad. Te olvidas de las cebollas, y llega un día en el que te das cuenta que le han salido «hojas». Cuando esto te pasa, tienes dos opciones: tirar la cebolla porque ya no sirve para nada, o las metes en un maceta y pruebas a ver que pasa.

Las cebollas son plantas curiosas, brotan con mucha facilidad si tienen las condiciones adecuadas. En mi casa, brotaron sin necesidad de ponerles agua. Imagino que dependerá de la humedad y la temperatura. Cuando las plantas en la tierra (con sustrato vegetal), salen vigorosas y fuertes en poco tiempo. La forma de sus hojas es fascinante. Parecen tentáculos verdes creciendo en distintas direcciones. Estas hojas están huecas. De entre todo ese entramado vegetal se yerguen orgullosos, tallos robustos con una protuberancia en lo alto, el capuchón que con el paso del tiempo se abrirá, y veremos cientos de flores diminutas . El conjunto floral se asemeja a un pompón de florecillas blancas con un ligero olor a cebolla.

La hermosura de la flor de la cebolla, cientos de diminutas florecillas blancas dispuestas formando un pompón.
Flor de la cebolla


La cebolla es una planta herbácea bienal, lo que significa que tardará 24 meses en completar si ciclo biológico.

Partimos de una cebolla germinada

Para plantar cebollas lo primero que tenemos que conseguir es que una de las cebollas que hemos comprado en el mercado (tienda o super) germine por sí sola o bien la «forzamos» a que germine.

Podemos ayudar a que nuestras cebollas germinen poniéndolas sobre un plato hondo con algo de agua (no mucha). Coloca la cebolla con su parte más ancha tocando el agua, haciendo que la zona radicular (donde están las raíces) sea la que esté en contacto con el agua.

Planta tus germinados

Una vez hemos conseguido que las cebollas germinen y presentan tallos crecidos de cierto tamaño, las podemos plantar. Para ello coge una maceta o macetero profundo con bastante sustrato vegetal. Puedes mezclar el sustrato con la tierra de tu jardín. Entierra la cebolla dejando los brotes verdes fuera, al contacto con el aire y el sol. Por último riega bien la maceta.


La mejor época para plantar las cebollas es en primavera.

Cebollas germinadas y plantadas en la tierra
Cebollas plantadas

Crecimiento

En esta fase tus cebollas irán creciendo y desarrollándose lentamente. Poco a poco y semana a semana irás viendo los cambios. Le saldrán múltiples «hojas», y tallos largos y vigorosos. Éstos puede alcanzar el metro de altura, al final del mismo verás una especie de «capuchón» formado por tres brácteas (unas membranas que lo recubren y dejas entrever las florecillas que van madurando en su interior). Cuando llega la hora de la floración, se abren dejando al descubierto la inflorescencia.

Cuando los capuchones están abiertos formando pompones de flores, y veamos que entre las flores se vislumbran como se abren algunas dejando entrever semillas de color negro, es entonces cuando debemos cortar los capuchones y dejarlos secar. Esta es la mejor forma para recoger las semillas y que no salgan volando.


Estas semillas serán el inicio de una nueva generación de cebollas.

Planta las semillas

Guarda bien las semillas que has recogido en una bolsita de papel o servilleta. En otoño podrás plantarlas en un semillero.

Prepara el semillero con sustrato vegetal y fibra de coco. Volea suavemente las semillas haciendo una pasada en sentido vertical y otra en horizontal. No hay que enterrar las semillas, voléalas y luego cúbrelas delicadamente con una parte de sustraro y fibra de coco que has de reservar para este momento. Cuando hayas terminado riega bien las semillas.

Poco a poco irán brotando las semillas, debes regar periódicamente intentando que la planta esté bien hidratada, pero no encharcada.

De estas semillas brotarán tus nuevas cebollas aunque deberán permanecer en el semillero o en un macetón hasta que tengan el tamaño de los ajos tiernos.

Planta tus cebollitas

Planta en diciembre para poder cosechar en el mes de junio o julio

Cuando tus cebollas baby tienen el tamaño adecuado hay que cambiarlas de ubicación. Debemos trasplantarlas y sacarlas del semillero. Podemos plantaras directamente en el suelo, que ha de estar bien removido (que la tierra quede bien suelta y oxigenada), o bien en macetones ( de más de 20 cm y con bastante capacidad de tierra). Es importante dejar un espacio entre plantón y plantón de unas 15 y 20 cm. Ten en cuenta que ahora nuestra cebollita es delgadita, pero luego irá creciendo y necesitará espacio para desarrollarse.

Antes de plantar la cebollita, dale un corte a las hojas para que salgan con más fuerza.

Utiliza una herramienta para hacer el agujero en la tierra. Puedes usar una zanahoria que esté bien dura para ayudarte en la tarea, o un palito de cierto grosor. Introduce la zanahoria o el palito en la tierra y haz un agujero de cierta profundidad. Introduce tu cebollita (solo se entierra la parte blanca). A continuación compacta la tierra alrededor de la cebolla que has enterrado y repite la operación tantas veces como cebollitas tengas. Finalmente riega bien tus plantitas y espera a que crezcan.

Como hemos plantado nuestras cebollas en diciembre no hay que obsesionarse con el riego. Cada 15 días sería lo adecuado siempre teniendo en cuenta las lluvias y demás circunstancias climatologicas de tu zona.

Este cultivo resiste bien las bajas temperaturas y es uno de los poco vegetales que pueden plantarse en invierno.

Cebollas en crecimiento

Brico Comunidad

Solo recibirás post y noticias interesantes de bricolaje

Disfruto haciendo y enseñando bricolaje a todos los que quieren aprender. Si tienes un proyecto en mente, por sencillo que sea, es probable que tengas dudas. Para eso está este blog, para guiarte y ayudarte.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Enable registration in settings - general