image

Como arreglar un módulo de la cocina

El paso del tiempo es inexorable, pasa para todos incluso para los muebles que tenemos en casa. Lo curioso es que los miras y usas a diario pero, llega un día así por las buenas, y ese día te percatas de su estado real y te dices para ti misma: «madre mía como está el armarito de la cocina». Esto que cuento, me pasó hace unos meses y ese día decidí que ya era hora de renovar el dichoso módulo de la cocina.


En resumen, que voy a explicar cómo hice el arreglo y ésto os dará ideas de cómo arreglar vosotras mismas cualquier mueble de madera o melamina.

Mueble de cocina a reparar

Así estaba el mueble que os cuento, que llevaba mucho tiempo así de horrible, no os asustéis.


¿Qué vamos a necesitar?


Pasos a seguir

Limpiar bien

Limpia bien el armario por dentro y quita todos los restos que nos vayan a entorpecer el trabajo. En este caso, la base del módulo de cocina estaba forrado con un papel plástico. Para eliminarlo, lo ideal es o bien intentar tirar de él con las manos o servirnos de la ayuda de una espátula.

Esperar que seque

Si con tanta limpieza la madera está húmeda, hay que esperar a que se seque bien. No se puede hacer nada si está mojado.

Observar de cerca los daños

El mueble objeto de reparación, estaba muy deteriorado y sucio. Su utilidad práctica es alojar el cubo de la basura, por lo que es normal que estuviera un pelin más guarrete de lo normal.

Es ahora cuando vemos bien qué cosas podemos mejorar o reparar para darle un aspecto mejor y alargar su vida útil. Que de eso se trata, no tener que llamar al carpintero para que nos haga un mueble nuevo, con algo de trabajo podemos hacer un apaño curioso. Nosotras podemos hacerlo.

Como se ve en las fotos, aunque el mueble es de madera, la balda inferior está hecha de conglomerado de mandera y una capa de melamina de unos milímetros en la parte superior. Esta capa con el tiempo se había desprendido de las zonas más expuestas, y se nota que en el pasado había sido tapado con una manita de pintura (que para poco sirvió).

Emplastecer o rellenar los huecos

Es hora de empezar el trabajo artístico, rellenando y reconstruyendo con masilla especial para madera las esquinas de nuestro mueble.

Coge el bote de masilla y masajéalo para mezclar bien los componentes del frasco. Esto ayudará a que cuando lo abras, no te salga un chorro de líquido que no sirve para nada. La textura de la masilla debe ser como la pasta de dientes, al inicio. Cuando se expone al aire se endurecerá rápidamente, por lo que hay que trabajar rápidamente y con tino.

Espera a que seque

La masilla de madera tarda un rato en endurecer. Es necesario este tiempo de maduración, para que se adhiera convenientemente y luego puedas proceder al siguiente paso.

Lija bien la pieza

Ahora toca el turno de la lija. Como vemos en la foto, a veces aplicar la masilla a la perfección es casi imposible, pero no importa. Tanto si has hecho una aplicación perfecta del producto, como si se te fue la mano con la masilla de madera, vas a tener que pasar la lija al mueble y dejarlo lo más fino posible.

Repite la operacion

Es probable que tras el trabajo de lija, ya sea con lijadora o a mano con un taco de lija, no te convenza el resultado. En este caso, puedes volver a emplastecer el mueble, esperar a que seque y luego volver a lijar.

Normalmente suelo hacer un doble proceso de relleno y lijado. De esta manera me aseguro que el trabajo esté perfecto y no requerirá de ulteriores repasos futuro.

Limpiar y Pintar

Una vez tenemos nuestro mueble ya lijado, hay que pasarle un trapo para quitar restos de polvo que el proceso de lijado ha dejado por todos sitios. Antes de pintar, no olvides colocar la cinta de carrocero alrededor del mueble para evitar pintar zonas que no nos interesa manchar. Luego empieza a pintar con ayuda de un rodillo. Las superficies de este tipo, quedan mucho mejor con rodillo. Fíjate que en las grandes superficies tipo Leroy Merlin, hay una gran variedad de tamaños y para distintas superficies. Si tienes dudas pregunta al dependiente de la tienda, o lee detenidamente las especificaciones del producto que vas a comprar. La brocha te la aconsejo para zonas de dificil acceso, como las esquinas o el fondo del armario.

Espera a que seque y dale una segunda mano

Recomiendo dar un par de capas de pintura, dejando que seque entre mano y mano un mínimo de cuatro horas. El tiempo de secado total de la pieza es de 6 horas.

Admira tu obra

El resultado final es evidente, y si quieres que dure unos años más, deberías proteger la superficie. Quizás con un plástico protector de IKEA


Materiales empleados

8.5 Puntaje total
El resultado es asombroso

Nivel de Dificultad
5
Calificación del usuario: 5 (1 votos)

1 Comentario
  1. BricoQueen: muy bien explicado y claro! Gracias por la idea de reoaraciin

Deje una respuesta