Cómo arreglar la cinta rota de una persiana

Este suele ser el arreglo típico al que nos solemos enfrentar a la hora de reparar una persiana. Las citas con el tiempo se deterioran, ya que están sometidas a una constante fricción y tensión. Como la cuerda pasa por las distintas partes del mecanismo de la persiana: la polea, el pasacintas y el recogedor, con el uso notarás que empieza a deshilacharse, luego se deforma y por último se rompe.

En el caso que vamos a explicar a continuación, la cinta tendría un par de años. Se había desgastado antes de la cuenta ya que en su día no se sustituyó una pieza fundamental, el «pasacintas».

La guia de la cinta está rota y oxidada, hay que cambiarla
Pasacintas a sustituir

En la imagen ves que la parte plástica que amortigua la fricción se ha deteriorado tanto que ha desaparecido por algunas zonas. Ese es el punto crítico, y origen de la rotura de la cinta.

Por tanto para poder solucionar este problemilla, vamos a tener que sustituir la cinta y el pasacintas. En este post explicaré los materiales que vas a necesitar y cómo hacer el arreglo de una forma ordenada, paso a paso.


Índice

1-Materiales para reparar la persiana
2-Pasos para arreglar la persiana
2.1-Paso 1: Quita el cajón
2.2-Paso 2: Revisa el mecanismo
2.3-Paso 3: Quita la cuerda rota de la polea
2.4-Paso 4: Libera la cinta del recogedor
2.5-Paso 5: Mide la cinta que vas a necesitar
2.6-Paso 6: Pasa la nueva cinta por la polea
2.7-Paso 7: Introduce la cinta por le pasacintas y coloca el cajón
2.8-Paso 8: Enrolla el otro extremo en el recogedor
2.9-Paso 9: Embute el recogedor en su sitio


Existen distinto modelos de persianas, éste en concreto es muy antiguo tanto que el eje es de madera. Este modelo ya no se suele ver, pero al final todos se parecen y se basan en los mismos principios. Hay un eje, una polea, lamas, un recogedor de cinta, la cinta y el pasacintas o guía.

Croquis que muestra las partes de una persiana

Estos son algunos de los materiales que he empleado para arreglar la persiana

Materiales para reparar la persiana

Pasos para arreglar la persiana

Quita el cajón

Para poder acceder al mecanismo de la persiana, hay que quitar el cajón. Hay dos formas de acceder, bien quitando los tornillos que ajustan el cajón o haciendo palanca con un destornillador plano. En este caso, la tapadera del cajón es de madera y se fija a la pared con varios tornillos.

Quitando los tornillos del cajón de la persiana

Ha sido suficiente retirar los tornillos, y meter el destornillador plano entre las juntas para que saliera con facilidad.

Revisa el mecanismo

Cuando las lamas son muy pesadas, ya sea por el material o por la anchura de la ventana, la cinta se estropea más frecuentemente. Pero si sabes cómo repararla no hay problema que se te resista. En 20 minutos tienes la persiana arreglada.

Este modelo de persiana a reparar es antiguo, pero de gran calidad. El eje es de madera y aunque la pieza de la polea está oxidada es aun perfectamente funcional. Las lamas de la persiana se sujetan al eje con un par de cintas clavadas con puntillas.

Vista del mecanismo de la persiana

Con una simple inspección ocular observo que el eje está en su sitio y que lo único que ha sucedido es que se ha roto la cuerda. Habrá que sustituir la cinta y el pasacintas.

Quita la cuerda rota de la polea

La cinta se enrolla en la polea por un extremo y se ajusta a ésta mediante un nudo, como ves en la foto. Para cambiar la cinta hay que desenrollarla de la polea y deshacer el nudo. De esta manera podrás liberarla.

Vista de cerca de la polea de la persiana, con la cinta rota aun enrollada

No tires a la basura ese trocito de cuerda, ni el otro extremo que aun está enrollado en el recogedor

Libera la cinta del recogedor

Al romperse la cuerda un extremo queda enrollado en la polea, como ya hemos explicado, y el otro en el recogedor. Hay que soltar la cinta de ambos sitios.

Coge un destornillador eléctrico o manual y retira los dos tornillos que ajustan el embellecedor del recogedor a la pared.

Retiramos los tornillos que ajustan el recogedor de la persiana, con un destornillador eléctrico

Llegados a este punto, creo que te vendrá bien saber cómo funciona el mecanismo del «recogedor».


¿Cómo funciona el recogedor de una persiana?

El recogedor es una pieza embutida dentro de la pared, mirándola de canto ves la cinta enrollada en una caja metálica y redonda con un sistema de muelle. Este sistema me recuerda al de los cochecitos de juguete, que para que corran has de tirar de ellos hacia atrás.

Para que el recogedor haga su función hay que tensar al máximo el muelle interior, la forma de hacerlo es darle vueltas, muchas, hasta que casi no puedas girarlo más. Pero hazlo en el sentido donde notas resistencia.

Es fácil saber cuándo estás dando las vueltas en el sentido correcto, al soltar la caja se acelera a lo loco hasta que finalmente se para por completo. El objetivo de esta pieza es que se enrolle la cinta en ella, y luego facilite la subida y bajada de la persiana.


Volvamos a nuestro caso práctico…

Recuerda que tenemos que retirar la cinta rota, para eso da vueltas a la caja en sentido contrario y verás que la cinta se va desenrollando poco a poco. En el extremo final de la cuerda verás un tornillo que la fija a la caja metálica o un saliente donde agarrar la cinta. Quita el tornillo y libera la cuerda.

Antes comenté que no tiraras los dos extremos de cuerda rota, ahora verás el por qué.

Mide la cinta que vas a necesitar

Los paquetes de cuerda para persianas traen como mínimo 6 metros de cinta. Pero no tienes que utilizar toda, has de usar los mismos cm que la cuerda que tenías colocada antes. Para saber la medida exacta, coge uno de los trozos de cuerda rota y pasa la medida a la cinta nueva, luego señala en la cinta nueva esa medida y pon a continuación el otro trozo de cuerda rota y corta el sobrante. De esta forma tendrás la medida exacta.

Forma de medir y cortar la nueva cinta de persiana

Pasa la nueva cinta por la polea

Coge uno de los extremos de la nueva cinta, súbete a una escalera y o bien extraer el eje o enrollas la cuerda en la polea dando unas 3 vueltas de cinta.

Extrae el eje

Esta opción es más cómoda, pero antes debes quitar las cintas que unen las lamas de la persiana al eje. Cuando liberas las lamas puedes mover el eje con facilidad, dar unas 3 vueltas de cuerda al rededor de la polea y fijarla con un par de nudos.

En mi caso las cintas estaban clavadas con puntillas al eje. Me dio pereza sacarlas así que opté por la otra alternativa.

Sin extraer el eje

Para hacerlo con facilidad necesitarás una escalera alta, que te permita trabajar cómodamente. El extremo de la cinta lo introduces en el orificio que tiene la polea para tal efecto y haces un par de nudos. Luego con algo de maña, da unas 3 vueltas con la cuerda alrededor de la polea.

Aquí puedes ver cómo coloqué la mía con una escalera de tres peldaños que no facilitó mucho la labor.

Revisa que la cinta está bien colocada, sin dobleces

Es importante que lo hagas en el sentido correcto, la forma correcta es aquella que te permite subir la persiana. Haz la prueba antes de seguir con los siguientes pasos.

Haz una última comprobación cuando subas la persiana, mira que las lamas están todas alineadas y no sobresalen. Deben estar bien uniformes para que suba y baje sin problemas

Introduce la cinta por el pasacintas y coloca el cajón

Como viste al inicio del post, el pasacintas o la guía de cinta para persianas estaba destrozado por el inexorable paso del tiempo. Lo he sustituido por uno nuevo.

Se sustituye el pasacintas por uno nuevo

Simplemente quita los tornillos que unen la pieza con el cajón, coloca la nueva pieza y vuelve a atornillarlos hasta que quede bien sujeta y recta.

Antes de colocar el cajón, pasa la cinta por detrás del cajón y entre las piezas de plástico de las guías. Por último, vuelve a colocar el cajón en su sitio.

Cajón de persiana colocado, así como el nuevo pasacintas.

Aquí puedes ver cómo el cajón está colocado en su sitio, y la cuerda pasa por las guías. Solo quedaría sujetar el otro extremo de la cuerda al recogedor de la persiana.

Enrolla el otro extremo en el recogedor

Si recuerdas cómo funcionaba el recogedor, hay un tornillo donde has de enganchar la cuerda. Antes de colocarla en su sitio, haz un corte en el extremo final de la cuerda con una tijera.

Deja unos 3 cm de distancia entre el extremo y el agujero

Haz un agujero con la tijera en el extremo de la cuerda

Mete la cuerda por la ranura del recogedor, de la parte exterior a la interior. Ya que tendrás que enrollar y enganchar el extremo de la cinta en la caja metálica.

Ahora llega un momento importante, comienza a dar vueltas a la caja metálica en el sentido donde notas resistencia sin dejar de sujetarla. Como te despistes y se suelte empezara a dar vueltas y tendrás que volver a empezar. Cuando ya casi no puedas dar más vueltas, utiliza toda tu pericia bricolajera.

Sostén la caja con una mano y con la otra sitúa el extremo de la cinta en el orificio donde vas a poner el tornillo.

Coloca el extremo de la cinta en el recogedor y sujétala con el tornillo

No te preocupes si has de hacer varios intentos, a todos nos pasa que se nos escapa la cajita cuando intentamos colocar el tornillo.

Cuando el tornillo está bien sujeto, puedes soltar la caja metálica. Verás cómo se va enrollando sobre ella la cinta. Te recomiendo que no la sueltes del tirón, hazlo progresivamente para que se enrolle la cuerda bien sobre sí misma, sin que sobresalga más por un lado que por otro.

Embute el recogedor en su sitio

Ahora que está lo más difícil hecho, ya solo queda que introduzcas el recogedor en su hueco, lo sitúes bien y vuelvas a atornillar los tornillos.

Si cuando estás trabajando ves que el recogedor no funciona bien, sustitúyelo por uno nuevo

Por último, comprueba el funcionamiento general de la persiana y felicítate, ¡Lo has logrado! Si tienes alguna duda deja un comentario y te responderé.

Te dejo aquí un enlace con los modelos más usuales de recogedor para persianas.

Brico Comunidad

Solo recibirás post y noticias interesantes de bricolaje

Bricoqueen

Disfruto haciendo y enseñando bricolaje a todos los que quieren aprender. Si tienes un proyecto en mente, por sencillo que sea, es probable que tengas dudas. Para eso está este blog, para guiarte y ayudarte.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Bricoqueen
Logo
Enable registration in settings - general